Menú Cerrar

Colchones para niños y adolescentes

¿Es su primer colchón, qué le pongo? El niño pesa poco,¿cualquier colchón me podría valer? Mi hijo tiene 12 años,¿Colchón juvenil o de adulto? ¿En la cama baja qué pongo? ¿Muelles o Visco?¿Protejo el colchón?

Colchones para niños

En esta entrada vamos a ayudarte a elegir el colchón juvenil, la tarea es importante, debemos de saber que un adulto pasa en un colchón un tercio de su vida, entre 7 y 8 horas diarias en función de los periodos de sueño, un niño en cambio, en edades tempranas, puede aproximarse o superar el 50% del día, en los entornos de las 10-12 horas, podemos asegurar que será el producto de uso personal que más disfrute el niño a lo largo de su infancia, además afecta a su salud y a su crecimiento, por lo tanto debemos de entender la importancia de obtener un buen equipo de descanso.

El primer paso será comprobar las características y el estado de la superficie donde va a descansar el colchón, si el estado de la base o somier es defectuoso podría deformar cualquier colchón, la base no debe de presentar deformaciones fuera del margen de tolerancia, las características propias de la base o el somier son importantes a la hora de decidir la familia de producto por la que debemos inclinar la compra (Muelles-Visco- Látex) ya que unos colchones trabajan mejor sobre unas superficies que otros, el segundo paso y no por ello menos importante es la franja de edad-uso del colchón, la vamos a dividir en dos etapas, la primera de ellas sería desde que el niño sale de la cuna hasta los 11-12 años, en el entorno de los 35kg-40kg y la siguiente etapa en el periodo de la adolescencia, desde los 12 años hasta la edad adulta.

En la primera etapa hasta los 12 años el peso del niño no es uno de los factores importantes para el colchón, el niño no pesa lo suficiente como para producir un hundimiento en el colchón, por lo tanto casi cualquier colchón soportaría su cuerpo, en la segunda etapa el peso del durmiente ya sería un factor que cobraría importancia y el número de colchones que no serían adecuados para esa edad se multiplicaría, centrémonos entonces en cuales serían las características comunes de mayor importancia que debería tener el colchón para un niño y un adolescente.

La Transpiración: Los niños dormirán entre 10-12 horas diarias sobre el colchón, será fundamental que la superficie donde reposa el cuerpo del niño tantas horas sea transpirable, si conseguimos que esta transpiración sea de manera natural será mucho más fiable, la transpiración natural es la manera más eficaz de cuidar su piel, evitando la sudoración y mejorando sus horas de descanso. En algunos artículos de gama alta los tejidos exteriores son naturales, añadiendo un plus de confort a la hora de dormir.

-Refuerzos Perimetrales: Entrar y salir de la cama, sentarnos, vestirnos, calzarnos, jugar al “Play” etc. Todas estas cosas se producen en el borde la cama, reforzar los laterales evitará deformaciones de las platabandas del colchón.

-Simetría: El uso del colchón a doble cara prolonga su vida útil, los colchones simétricos son más duraderos ya que alternamos la fatiga del colchón.

-Funda de Protección: Introducimos la funda protección del colchón como parte fundamental del colchón debido a su importancia, aunque las telas de los colchones contienen tratamientos anti-ácaros y anti-bacterianos el mejor tratamiento para tener el colchón higiénico es una buena funda. Las primeras fundas que debemos poner en el colchón tienen que ser protectores de máxima absorción transpirables, son protectores que van evitar que pase cualquier tipo de líquido al colchón, una vez el niño tenga superado los problemas de incontinencia la siguiente funda que pondremos serán fundas transpirables pero con soporte para evitar que traspase el sudor.

Podemos destacar 3 modelos de cochones de las mejores y más reconocidas marcas, específicos para niños y que podrás probar en nuestra tienda de Fuenlabrada Megastore del descanso, cumplen con todas las características descritas anteriormente el cochón Play de Sonpura con una firmeza intermedia https://megastoredeldescanso.es/producto/colchon-sonpura-play-muelle-ensacado-juvenil/ el cochón Flex Nube Junior Visco A https://megastoredeldescanso.es/producto/colchon-flex-nube-junior-visco-a/ y el colchón de Relax Rebel https://megastoredeldescanso.es/producto/colchon-relax-rebel-22/

En el colchón de la cama baja debemos de tener en cuenta varios factores, la altura del colchón queda limitada por el espacio de la cama supletoria, dependiendo de los modelos de las camas nido o de los compactos la altura del colchón suele estar sobre los 15 cm, el espacio que queda entre camas es mayor pero debemos de tener en cuenta que la ropa de cama también ocupa un espacio. Generalmente estos colchones descansan sobre un somier, las opciones que tendríamos serían dos, poner un colchón de 15cm de espumación más visco o un colchón de muelles. Si es de uso frecuente pondremos muelles por la transpiración, es importante siempre pero especialmente en este caso no poner un producto de muelle de primer precio ya que en tan poco grosor si las capas que recubren el muelle no son buenas se marcará el muelle con facilidad, la tecnología del muelle debe de ser compatible con el somier. La otra opción es poner un colchón de espumación más visco, para un uso más esporádico otorgan una muy buena solución y son compatibles con los somieres delas camas nido.

La diferencia fundamental entre los colchones de niños y los colchones de adolescentes radica en la firmeza del colchón, uno de los errores más habituales que detectamos en la tienda es que el colchón del niño lo probamos los padres y lo que a nosotros como adultos con un cierto peso nos puede parecer una firmeza insuficiente para el niño es la recomendable, aunque tengamos una recomendación general de firmeza en los colchones, un exceso de esta puede provocar molestias en los puntos de presión, especialmente durmiendo de lado en caderas y hombros, el cochón para adolescentes debe ser más firme que el cochón para un niño debido a que su peso es mayor.

COLCLUSIONES:

Los cochones para niños o adolescentes deben de ser, transpirables, simétricos y con refuerzos perimetrales, que la tecnología del colchón sea apta para la base que lo soporta, la firmeza debemos relacionarla con el peso del durmiente contemplando que lo que para un adulto no es firme, para un niño con peso inferior a 35kg si puede serlo y que la funda del protección juega una valor fundamental tanto para el niño como para el adolescentes. Colchón para la cama supletoria o cama baja, altura 15 cm de grosor, para uso habitual muelles por la transpiración al ser posible en gama superior y usos esporádico espumación más visco. Esperemos que esta entrada haya sido de ayuda, si necesitas una aclaración personalizada, verlo y tocarlo te esperamos en Megastore del Descanso Calle Canario 1, Fuenlabrada Madrid.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?